admin 08-03-17





Para muchas personas el comprar vivienda no es una opción viable todavía, pues puede que no tengan acceso a un crédito hipotecario, o que no hayan podido ahorrar lo suficiente para dar la cuota inicial de su casa o apartamento, por eso vivir en un inmueble arrendado se convierte en su mejor opción.

Muchas personas piensan que “vivir en un inmueble arrendado es mucho más costoso que tener una vivienda propia”, que “a largo plazo te puedes arrepentir”, que “no hay nada como lo de uno” y algunas afirmaciones más, lo cierto, es que en realidad es posible ahorrar arrendando, y en este artículo te diremos como hacerlo.

¿Cómo ahorrar arrendando?

1. Son varios factores los que influyen en el costo del arriendo, las dos principales características son la ubicación y el espacio. Así que lo primero que debes hacer en función de ahorrar arrendando, es determinar cuál es el sector que más te conviene y que tanto espacio necesitas.

2. Luego de determinar lo anterior, dedícate a hacer una búsqueda intensiva con el fin de hacer comparaciones, nunca arrendes el primer lugar que viste y que consideras que tiene un buen precio, primero siempre debes comparar para poder elegir la verdadera mejor opción.

3. Aunque no lo creas la negociación del precio es una muy buena opción, los arrendatarios o las empresas inmobiliarias en muchos casos colocan un precio de arrendamiento un poco más alto de lo que realmente vale, así que antes de firmar cualquier contrato, anímate a negociar su precio, es probable que consigas una rebaja, en especial si cuentas con un buen historial crediticio y recomendaciones de otros arrendatarios.

4. También es posible negociar el tiempo de permanencia en la vivienda versus el precio del canon de arrendamiento, es probable que si firmas un contrato por más tiempo, el arrendo disminuya un poco.

5. La mejor opción si quieres ahorrar arrendando, es compartir el inmueble, esto es especialmente ventajoso si no tienes familia, pues puedes conseguir un par de amigos y dividir los gastos del inmueble entre todos, de esta forma con seguridad podrás ahorrar muchísimo.

6. Puedes conseguir un inmueble cerca de tu lugar de trabajo, así podrás ahorrar dinero en transporte, esta es una de las mayores ventajas a la hora de arrendar.

Ahorrar arrendando si es posible

Muchas personas se desaniman rápidamente cuando tener vivienda propia no es su opción, sin embargo debe mirar el lado positivo del asunto.

Por ejemplo si usted no es el dueño del inmueble, no tiene que preocuparse por pagar los impuestos, o por si hay algún daño estructural que podría costar mucho dinero.

Además si aplica las técnicas para ahorrar que le contamos anteriormente, usted podría guardar ese dinero que está ahorrando para la cuota inicial de su propia vivienda, y comprarla más adelante.

Arrendar una vivienda es una gran opción, así que no se preocupe, usted solo debe pensar antes de actuar para tomar las mejores decisiones y conseguir los mejores precios posibles.