admin 17-11-17


GUÍA PARA INVERTIR EN EL MERCADO INMOBILIARIO. CONSEJOS PARA INVERTIR EN PROPIEDADES.



Muchas personas y empresas se dedican a la compra de propiedades como inversión para rentabilizar su dinero. Ya es común conocer a alguien que adquiere una casa en la playa y la arrienda cuando no la usa o simplemente la compró con la finalidad de arrendarla a largo plazo. Son muchas las formas con las que se puede ganar dinero invirtiendo en propiedades pero es imprescindible tener unas pautas claras y entender el mercado inmobiliario. Hemos desarrollado esta colección de artículos para guiarte a la hora de comprar una inmueble para invertir.


Entender el mercado inmobiliario. 

Lo primero es entender que los precios de las propiedades pueden subir o bajar respecto al momento de la compra con el paso del tiempo. Muchos recomiendan comprar una propiedad cuando los precios del mercado inmobiliario son bajos con respecto a otros momentos en el tiempo. Si compras cuando el mercado inmobiliario está bajo, hay muchas probabilidades de que puedas ganar dinero con la plusvalía de la propiedad en el tiempo. Esto quiere decir, que tu casa, departamento, terreno o cualquier propiedad inmobiliaria cuesta más cara cuando la vendes que cuando la compras. Sin embargo, si el mercado inmobiliario baja, quizás no te convenga vender todavía. En general el mercado inmobiliario no es tan variable como puede ser el mercado financiero pero es imprescindible entender que comprar propiedades para invertir involucra cierto riesgo con tu dinero.

Por otra parte, hay gente que prefiere comprar cuando los precios son altos o están subiendo. Muchos prefieren asegurarse de que el mercado inmobiliario está bien para asegurar el activo donde ponen su dinero. Esta estrategia puede dar menos resultados de rentabilidad en el arriendo o alquiler de tu propiedad y en la plusvalía, pero por contra parte, es menos probable que tu propiedad baje de precio si las condiciones económicas y políticas del contexto se mantienen estables.

Antes de invertir en una propiedad se recomienda analizar el mercado inmobiliario del lugar donde se va a invertir a lo largo del tiempo y en la actualidad. Es imprescindible conocer los precios de propiedades similares a la que yo quiero comprar en el lugar donde estoy y averiguar a cuanto se arriendan o alquilan los diferentes tipos de propiedades en la zona. Nunca dejes de recorrer el barrio donde se ubica la propiedad, caminando, en auto y en transporte público y otros muchos consejos que vamos a ver más adelante en esta guía.

Saber para qué queremos la propiedad.

Cuando buscamos una propiedad para invertir es imprescindible tener en cuenta el destino que le vamos a dar esta ya que es diferente comprar un departamento o una casa para vivir en ella que para arrendarla, alquilarla o sacarle plusvalía, etc, etc, etc. Para ello se recomienda visitar la sección de formas de rentabilizar una propiedad en este misma guía. Cuando ya sabemos si queremos la propiedad para alquilar, arrendar, sacarle plusvalía, crear un negocio en ella, o cualquier otro destino, entonces podemos proceder a realizar la búsqueda de nuestra propiedad en concreto.


Calcula la rentabilidad que le puedes sacar a tu inversión inmobiliaria .


Es muy importante realizar un estudio de la rentabilidad del negocio que vamos a emprender en el mercado inmobiliario. Para calcular esta rentabilidad es imprescindible saber qué tipo de inversión inmobiliaria vamos a realizar y cuál es su destino. En términos generales, la rentabilidad la podemos saber si tenemos unos datos específicos:

¿Cuánto vamos a ganar alquilando, arrendando, vendiendo o explotando la propiedad?

¿Cuánto cuesta la propiedad?

¿Cuánto son los gastos de todo el proceso incluidos los impuestos?

Sabiendo esto, podremos saber en cuanto tiempo vamos a recuperar nuestra inversión y podemos empezar a tantear con los bancos si vamos a comprar pidiendo un préstamo o crédito al banco. Sin embargo, para saber esto es imprescindible saber el destino de nuestra inversión y tenemos que saber que es lo que vamos a comprar.

Cuando invertimos en el mercado inmobiliario hay que tener en cuenta los préstamos bancarios y el apalancamiento ya que se pueden aumentar las tasas de rentabilidad gracias a estas posibilidades que nos ofrecen los bancos. Hay varias formas de utilizar un préstamo bancario para realizar una inversión inmobiliaria y aumentar el beneficio respecto a la inversión inicial.

Formas de rentabilizar una propiedad como inversión

Es evidente que la respuesta a esta pregunta es muy diversa ya que puede haber infinitas formas de rentabilizar una propiedad dependiendo de qué tipo de inmueble sea y de la imaginación de su dueño. En esta guía vamos a intentar clasificar las diferentes formas de rentabilizar una inversión inmobiliaria.

- Arriendo o Alquiler: el arriendo o alquiler es una forma de ganar dinero con tu inmueble por el cual recibes unos pagos mensuales continuamente hasta que el inquilino deje de arrendar. Normalmente los arriendos están protegidos con un contrato de arriendo escrito y firmado ante notario por el arrendador o dueño de la propiedad y el arrendatario. En ocasiones, estos arriendos se pueden alzar a escritura pública para darle una mayor seguridad al contrato. Recomendamos realizar cualquier contrato de arriendo o de cualquier otra índole con la intervención de un abogado o agente inmobiliario de confianza que vele por sus intereses.

- Arriendo a largo plazo: Es cuando el arriendo convencional tiene condicionado por contrato un plazo relativamente largo. En esta ocasión, ambas partes se comprometen por contrato, a mantener las condiciones durante un periodo de tiempo largo convenido entre ambos. En el contrato debe especificar la duración de este. En general los arriendos a largo plazo se llevan a cabo cuando las propiedades son terrenos o locales comerciales donde ambas partes tienen intención de que la relación contractual dure bastante tiempo.

- Arriendo por temporada: Muchas gente compra una casa o departamento en la playa para arrendarla los fines de semana o por días o semanas. Normalmente para realizar este tipo de arriendos debes tener una casa o departamento amoblado y preparado para recibir gente. En general, la rentabilidad es más alta arrendando por días que por plazos largos pero sin embargo tiene el inconveniente de tener que limpiar y revisar la casa o el departamento después de recibir a cada huésped.

- Arriendo por espacios: Es común ver a gente que arrienda espacios de su propia casa o de una casa que compra o sub-arrienda específicamente con esta intención. El flujo de arriendos de habitaciones sube cuando los precios de los alquileres son altos. Mucha gente quiere estar en un barrio específico pero arrendar un departamento o casa es muy caro por lo que optan por vivir en una habitación o compartir una vivienda con otros. Se puede aumentar la rentabilidad alquilando habitaciones en vez de la propiedad completa pero tiene una desventaja a la hora de gestionarlo. En vez de tener un cliente, vas a tener el número de clientes que tu casa o departamento pueda soportar. Esto aumenta un poco el riesgo de que no te paguen al bajar el perfil del inquilino.

- Plusvalía en Venta: La plusvalía por venta básicamente consiste en comprar a un precio y vender a otro más alto. Muchas empresas y personas compran propiedades con la única intención de esperar a que suba su precio y vender más adelante. Algunos ni si quiera la arriendan ya que estiman que esto causa cierto deterioro a la propiedad y gastos de gestión en los que no se quieren ver involucrados. Muchos llaman esta práctica como especulación inmobiliaria y ha creado algún que otro conflicto económico a nivel macroeconómico. Hay que tener en cuenta que siempre que compres una propiedad, ya sea para arrendar, alquilar, o cualquier otra índole, esta se expone al riesgo de bajar o subir de precio.

- Creación de negocio propio: Muchas veces estamos buscando una propiedad específica para crear en ella un negocio propio. Hay gente que busca terrenos para convertirlos en parkings, otros buscan departamentos o casas grandes para convertirlos en hostales y así vamos a encontrar a gente en infinitas situaciones que buscan propiedades para hacer su propio negocio. En general, si tu negocio va bien, se suele sacar más rentabilidad que con un arriendo pero por contraparte tienes que gestionar e invertir en tu negocio. Hay otra forma de crear un negocio propio con terrenos que es construyendo encima y vendiendo el terreno con una casa o edificio a un precio mucho más alto. El riesgo en este caso son los costos de la construcción del edificio o casa. Sin embargo, se puede aumentar mucho la rentabilidad construyendo y actuando como promotor.

Consejos para encontrar o buscar una propiedad .


Antes de decidirse por un inmueble en específico, es muy importante ver la oferta que hay en el mercado prestando mucha atención a las diferentes características que pueden tener las propiedades. Se recomienda averiguar estos elementos antes de comprar o decidirse ya que la rentabilidad de la inversión puede verse afectada dependiendo principalmente de estas cosas. Estas son las cosas más importantes que se tienen que tener en cuenta antes de decidirse por un inmueble :

- Precio: El precio es la característica más importante a la hora de invertir en un inmueble para sacarle rentabilidad. Esto es lo que va a determinar principalmente si es o no rentable el negocio. Para hacer un buen negocio es importante comprar al precio adecuado. Es imposible saber el precio exacto de una propiedad aunque hay varias formas de orientarse. Una de ellas es contratando a un tasador o pidiéndole al corredor o agente inmobiliario que lo haga. Un tasador es un profesional que sabe tasar inmuebles y a cambio de un honorario va a crear un informe comparando inmuebles similares en la zona y ajustando un precio adecuado y de mercado por la propiedad tasada. Si se va a comprar una propiedad demasiado cara, se recomienda contratar un tasador antes de tomar la decisión para cerciorarse de que vale el precio al que nos la quieren vender.

- Barrio: Antes de decidirte hay que darse un par de vueltas por el barrio donde se ubica la posible propiedad a comprar. Conocer el lugar, las calles, la gente es importante antes de realizar una inversión para orientar el arriendo o alquiler después de comprar de forma correcta. Si es un barrio con muchos jóvenes o con ambiente nocturno quizás sea más fácil encontrar estudiantes universitarios dispuestos a arrendar. También hay barrios que se vacían por la noche y se convierten en lugares peligrosos mientras que por el día están repletos de gente. En este tipo de barrios muchas veces es conveniente tener locales comerciales en vez de departamentos ya que la gente no quiere vivir ahí pero sí que frecuentan el lugar por el día. Muchos centros financieros y centros de ciudades cumplen estas características. no se recomienda comprar en barrios peligrosos o demasiado apartados de los núcleos urbanos ya que este tipo de propiedad suele ser más difícil de rentabilizar.

- Cercanía al metro y transporte público: Esto siempre va a ser algo bueno. El transporte público y la cercanía a las paradas de metro suelen valorizar los inmuebles. Hay una gran cantidad de personas que utilizan este medio de transporte y estas personas no van a comprar un auto para movilizarse. Lo que buscan es un departamento cercano al metro y es ahí donde arriendan. Invertir en departamentos, casas o locales comerciales lejos del metro y el transporte público quita muchas posibilidades a la hora de rentabilizar tu inversión.

- Orientación: Norte, Sur, Este, Oeste o la combinación de dos de las anteriores. Dependiendo el hemisferio donde estés el soleamiento, o el recorrido del sol va a ocurrir por el norte o por el sur. En el hemisferio norte el sol recorre por el sur y en el hemisferio sur el sol recorre por el norte. Si estas por debajo de la línea del ecuador, y quieres mucho sol, entonces tu compra tiene que ser en una propiedad orientada al norte. Sin embargo si estas en el hemisferio norte, por encima del ecuador, vas a querer orientarte hacia el sur si lo que buscas es sol. Muchas veces no queremos orientarnos hacia el sol ya que este pega muy fuerte o tenemos otros atractivos como son las vistas. Las vistas pueden ser una gran ventaja de tu propiedad con respecto a otras. Vistas hacia las montañas, la naturaleza y a la ciudad en general, son las que busca la gente.

- Vista exterior, interior o jardín: Un departamento, una casa o un local comercial pueden estar situados en el interior de un edificio dando hacia un patio interior, en el exterior dando hacia la calle o hacia el jardín. Hay muchos departamentos que están penalizados en su coste o que tardan mucho en venderse y nadie quiere comprar porque dan hacia un patio interior. Esto es una desventaja ya que convierte el espacio en un lugar más frío y con menos luz además de aumentar el nivel de humedad y reducir la ventilación. Sin embargo, un interior puede ser mucho más tranquilo y callado que una fachada exterior de un edificio.

- Calle: analizar la calle también es importante ya que hay veces que las casas o departamentos se encuentran en callejones escondidos, o calles con mucho tráfico de vehículos o de personas. A veces las calles son peatonales y no se puede llegar a la casa en vehículo o calles por donde pasa muy poca gente y nadie vería nunca un cartel de arriendo.

- Ruido: Más de una vez, se ha visto como una persona compra una casa o departamento para alquilar y nadie se lo termina arrendando porque tiene mucho ruido. A la gente no le gusta vivir con ruido y si quieres una departamento para invertir, es importante tener en cuenta este factor. El ruido es uno de los factores que puede crear rechazo a la hora de comprar una propiedad.

Número de habitaciones y baños: Este dato es imprescindible si estamos buscando una casa o departamento. Si tenemos más habitaciones, vamos a tener más flexibilidad a la hora de sacarle rentabilidad al inmueble porque estas también se pueden arrendar por separado.

m2 construidos, m2 útiles, m2 de terreno: son datos importantes que nos indican el tamaño del departamento, casa, terreno o cualquier otra propiedad. Cuando comparamos precios es útil conocer el valor por metro cuadrado de la zona para compararlo con el costo por metro del inmueble que estamos mirando.

Estacionamientos: debemos preguntar si nuestra casa, departamento, oficina o local comercial está dotado de estacionamientos propios o no. El estacionamiento puede ser muy importante a la hora de arrendar ya que hay barrios donde estos son tan cotizados que incluso se pueden arrendar por si solos. Los barrios financieros, centros de ciudades y lugares de alta aglomeración son lugares donde un estacionamiento o parking va a estar muy bien cotizado. Hay quien se dedica a la compra de estacionamientos como inversión por la baja cantidad de dinero que significa la inversión comparado con otro tipo de bienes inmuebles.

Jardín: El jardín en una casa o en un edificio puede significar costes adicionales de mantención pero sin embargo es un atractivo para posibles arrendatarios. Se debe valorar si quieres gastar tiempo en la gestión y mantención del jardín y si este te traerá beneficios o no. Hay que tener en cuenta, que si buscas una propiedad para realizar tu propio negocio como por ejemplo un restaurante, el jardín puede ser un elemento clave a la hora de conseguir clientes. Por ello, dependiendo del destino que le vayas a dar a tu inversión, debes valorar si quieres o no que tu propiedad tenga jardín. En el caso de los departamentos, son muy escasos los que tienen jardín aunque sí que se pueden encontrar algunos ubicado en el primer piso del edificio que incluso tienen hasta una piscina.

Edad del inmueble: si estamos mirando una casa, departamento u otro tipo de elemento que involucre una construcción, tenemos que saber la edad de esta. Es importante conocer la edad para tener una idea de la mantención que va a necesitar más adelante. Las propiedades más antiguas tienden a tener mayor costo de mantención en instalaciones de todos los tipos. En propiedades demasiado antiguas debemos asegurarnos que la estructura está habitable y pedir certificados que lo acrediten. En lugares con terremotos, la edad del edificio o la casa son importantes también ya que van a dar más o menos confianza respecto al temor de un sismo. Aunque no lo parezca, la gente tiene muy en cuenta los sismos cuando elige un lugar para vivir o trabajar. Muchas veces eligen pisos bajos o incluso al nivel de la calle para sentirse más seguros.

Instalaciones: Las situación de las instalaciones es muy importante debido a que el estado de estas puede significar costos de mantención más elevados que los provistos en nuestros cálculo de rentabilidad. Si tu intención es remodelar el departamento, local o casa después de comprarlo, algunos de estos elementos pierden importancia o se tienen en cuenta en el precio.

 - Instalación eléctrica: Si no queremos invertir más dinero en hacer arreglos, hay que asegurarse de de que la instalación eléctrica está en buen estado y funcionan todos los interruptores y tomas de corriente. Se puede echar un vistazo a la caja de corriente del inmueble y cerciorarse que está en buen estado.

 - Instalación de fontanería o gasfitería: En la instalación de fontanería o gasfitería es importante fijarse en que no haya ninguna gotera, humedad o filtración. Además se recomienda revisar si los elementos de grifería están o no en buen estado. Es importante conocer el sistema de agua caliente que utiliza la propiedad ya que esto puede significar un coste superior en gastos mensuales.

 - Instalación de gas: en el caso de que la propiedad tuviera una instalación de gas, hay que saber para qué está destinada. Puede ser que sea para la cocina, el horno, un calefón o caldera de agua caliente, o cualquier otro elemento que necesite gas como combustible.

Ascensores: Si estamos interesados en un departamento debemos fijarnos en si el edificio tiene o no ascensores y el estado de estos. Este datos es muy importante ya que muchas veces puede costar más arrendar el departamento si no tiene ascensor. Hay mucha gente mayor que necesita este elemento en un edificio y podría ser un posible arrendatario en el futuro. Son este el tipo de cosas que hacen que tu propiedad se alquile antes o después en el tiempo.

Servidumbres: En el caso de los terrenos hay que tener especial cuidado a las servidumbres que este pueda tener. Las servidumbres son obligaciones de diferentes índoles que el terreno tiene y debe aceptar. Un tipo de servidumbre son las servidumbres de acueductos de desagüe donde algún o algunos terrenos colindantes al tuyo desaguan sus aguas residuales pasando una tubería por tu terreno. En muchos casos estas servidumbres son perpetuas y se deben respetar en el tiempo y en otros tienen un plazo. Entre otras, hay servidumbres de paso, de vistas, de aguas y más.

Parámetros urbanos: Para los que estén interesado en un terreno, estos parámetros tienen gran importancia en el mercado inmobiliario ya que van a ser una variable contundente a la hora de valorar el terreno que vamos a comprar:

 - Edificabilidad: Si lo que buscas es invertir en un terreno para construir en el, tienes que tener en cuenta la edificabilidad. Esta te dice los metros cuadrados que puedes edificar encima de tu terreno. A partir de este dato podrás hacer estudios de rentabilidad para un terreno si vas a construir.

 - Ocupación: La ocupación máxima es la cantidad de superficie que puedes usar del terreno en tu edificación. Este dato va a condicionar el diseño y la posición de tu futura construcción en el terreno.

 - Altura máxima: Este dato nos va a dar la altura máxima permitida para construir en el terreno, Con esto podremos saber cuántos pisos estamos permitidos a construir. En general, los terrenos suben de precio cuando tienen una altura máxima elevada.

Contribuciones u otras obligaciones: En general los propietarios de inmuebles están obligados a pagar un impuesto por la tenencia de una propiedad cuando esta es una bien inmueble. Es recomendable conocer el monto anual total que se paga en contribuciones u otro tipo de impuestos para tenerlo en cuenta en tu cálculo de rentabilidad.

Aspectos a tener en cuenta de una comunidad de propietarios antes de comprar un inmueble.


Si estamos eligiendo una propiedad para comprar y esta se encuentra en una comunidad de propietarios como puede ser un edificio, condominio o urbanización privada, hay algunos aspectos que tenemos que tener en cuenta y no podemos dejar pasar. Las comunidades de propietarios tienen sus propias normas y estas hay que cumplirlas. Para aquellos que no las cumplen se especifican unas multas que son aplicadas a modo de sanción por el comité de propietarios que es elegido por toda la comunidad. Hay veces que las comunidades de propietarios tienen reglas como que no se pueden hacer asados, o que está prohibido jugar a la pelota en el césped, o de cualquier otra índole y estas hay que acatarlas. Por eso, cuando formamos parte de una comunidad de propietarios es importante saber una serie de cosas:

Número de unidades: cuantas unidades conforman la comunidad. Si este número es alto, los gastos comunes tienden a reducirse. Si es bajo, los gastos comunes se incrementas pero sin embargo suelen ser comunidades de vecinos mas tranquilas y con reglas generales menos restringidas.

- Gastos comunes: Los gastos comunes son aquellos gastos de conserjería, limpieza, mantención y otros que se deben pagar por los propietarios de la comunidad. Cada propietario está obligado en una comunidad a pagar su parte de los gastos comunes. Cuando compramos un departamento para arrendarlo, normalmente el inquilino es quien paga los gastos comunes una vez arrendado este, a menos que por contrato se especifique lo contrario. Antes de comprar un inmuebles es imprescindible saber el costo medio de los gastos comunes en verano y en invierno por separado ya que cambia bastante debido a los costos de calefacción.

Reglamento general de la comunidad: Este es un documento que todas las comunidades de propietarios tienen que tener y donde se establecen ante notario todas las normas respecto a la comunidad. Si lo que quieres es comprar un inmueble en una comunidad de propietarios para rentabilizarlo, te recomendamos que eches un vistazo a las prohibiciones ya que en contadas ocasiones no dejan arrendar las unidades por partes o los estacionamientos a ajenos o arrendar por temporada ya que puede causar molestias indeseadas a los vecinos. El reglamento de cada comunidad lo decide el comité de propietarios en asamblea y este debe ser aceptado por todos los propietarios de la comunidad.

Administrador: En un edificio o condominio tiene que haber un administrador que es una persona contratada a sueldo encargada de organizar, pagar y gestionar todos los gastos que pueda tener la propiedad. Estos puede ser gastos de mantención, conserjería, calefacción, limpieza, mantención de ascensores o de cualquier otro tipo. Una buena gestión del administrador puede bajar considerablemente los gastos comunes.

Para tener una mejor idea de cómo es la comunidad de propietarios se recomienda hacer el ejercicio de hablar con diferentes personas sobre la comunidad. En especial se puede hablaro con los conserjes o porteros pero si te queda alguna duda siempre puedes pedir hablar con el administrador de la comunidad. También es buena idea intentar conversar con algún vecino el día que vistes el inmueble antes de comprarlo. Como podrás imaginarte, es imprescindible ver el inmueble que estás comprando antes de invertir. No te recomendamos de ninguna manera comprar un inmueble que no hayas visto antes ya que esto puede ser el peor de los errores a la hora de invertir en el mercado inmobiliario.

Herramientas para buscar una propiedad.

Hay que buscar mucho para encontrar la inversión ideal. Esta tarea de búsqueda nos pueda llegar a quitar las ganas de invertir en el mercado inmobiliario. Hay que tener tiempo y realizar muchas llamadas para quedar y visitar los inmuebles. El proceso de búsqueda es el más importante a la hora de querer invertir en una propiedad ya que la oferta es muy grande y por culpa de no buscar suficiente podemos terminar comprando algo a mayor precio que el de mercado. Por eso hemos creado esta sección donde te explicamos diferentes herramientas que puedes utilizar para que el proceso de búsqueda de un inmueble para invertir sea un poco menos cansino. Para ayudarte en el proceso de búsqueda puedes utilizar las siguientes opciones:

Internet: Existen varios portales inmobiliarios donde se publican propiedades de diversos tipos. Estas publicaciones se pueden filtrar dependiendo de los diferentes criterios que cada una de estas páginas ofrece. Se puede buscar por precio, por tamaño, número de habitaciones, número de baños y muchísimos otros filtros que se ofrecen. Recomendamos hacer una lista de las propiedades de interés y ir llamando a sus respectivo dueños o agencias inmobiliarias para preguntar sobre sus características ya citar una visita. Estos pasos son muy importantes antes de comprar o decidirse por una propiedad.

Agencia o corredor inmobiliario: Las agencias inmobiliarias actúan como intermediarios entre el comprador y el vendedor en el proceso de la compraventa facilitando la comunicación entre ambas partes. Estas tienen bases de datos de propiedades a las que unos puede tener acceso acudiendo o llamando a una de estas agencias para preguntar por su oferta de inmuebles. Lo común es que te pregunten algunas especificaciones de los que estás buscando para determinar mejor lo que quieres. Cuando se compra o vende a través de un corredor este cobra un porcentaje sobre el inmueble que te encuentra si se realiza la venta como honorario por su labor.

Periódicos, diarios o revistas: Esta es la forma más tradicional de buscar inmuebles. Desde hace tiempo los periódicos y revistas tienen secciones donde publican propiedades en venta y en arriendo. Estas pueden ser de diversas índoles: casas, departamentos, terrenos, fincas e incluso se han llegado a publicar islas enteras en venta.

Recorriendo el lugar: es una de las formas más entretenidas de buscar, en general, cualquier cosa que uno quiere comprar. Al recorrer caminando o en vehículo los lugares donde nos interesa invertir, vamos a encontrar varios carteles en terrenos, casas y departamentos que se venden y con un número de teléfono donde llamar.

Proceso para comprar una propiedad o inmueble.

Si ya te has decidido y sabes con seguridad lo que quieres comprar, debes seguir unos pasos específicos para asegurarte de realizar una compra con éxito y sin riesgo. Estos pasos están en el orden cronológico con el que se deben realizar y son todos y cada uno de ellos de vital importancia para que la compra del inmueble haga bien:

1. Haz una oferta si lo ves viable: Si el inmueble lleva mucho tiempo en venta o está un poco elevado de precio a tu parecer, siempre puedes hacer una oferta para intentar reducir el precio de compra. Se recomienda proponer una bajada del precio aceptable y no demasiado alta para que no ofenda al vendedor. Después de hacer una oferta, es conveniente tener los oídos abiertos ante alguna contra-oferta que el vendedor pueda ofrecer. Este paso se puede realizar mediante el corredor o agente inmobiliario o directamente entre el dueño y el interesado en comprar.

2. La promesa de compraventa: Una vez que el vendedor y el comprador han convenido y aceptado un precio, se puede hacer una promesa de compraventa para que ambas partes se aseguren y se comprometan a vender el inmueble y a comprarlo. Esta promesa se hace para que el comprador tenga tiempo a realizar el estudio de título con un abogado asegurándose la posibilidad de comprar la propiedad una vez este estudio haya terminado. Ambas partes quedan obligadas a realizar la compraventa. Por lo tanto, la promesa de compra queda condicionada al estudio de titulo favorable de su abogado de confianza.

3. Estudio de título: antes de comprar una propiedad o inmueble es casi imprescindible realizar un estudio de título de esta por medio de un abogado que sepa hacerlo de forma correcta. Este estudio tiene que asegurar al cliente comprador que la propiedad está libre de cargas y vicios, entre otras. A través de este estudio el comprador se asegura que la compra se realizará de forma legal y sin percances entre las partes. Generalmente el abogado redacta el contrato de compraventa entre ambas partes.

4. Contrato de compraventa y pago: Una vez hecho el estudio de título por un abogado especializado y de confianza y siendo este favorable, podemos proceder a firmar el contrato de compraventa. Este tipo de contratos se debe firmar ante notario y más adelante inscribir en el registro de bienes raíces o de la propiedad a tu nombre. Se recomienda encarecidamente la asesoría de un abogado de confianza para realizar todos estos paso ya que es hay elementos legales en la compraventa que es preciso conocer para que esta se realice con éxito. Normalmente se paga el inmueble mediante vales vistas emitidos por el banco del comprador que se quedan en custodia del notario hasta que esta se inscribe en el registro de bienes raices o de la propiedad.

5. Inscripción en el registro de la propiedad o bienes raíces: firmado el contrato de compraventa se puede pasar al siguiente paso si el inmueble no tiene ninguna hipoteca que alzar por algún banco. Si el inmueble fue comprado anteriormente por un préstamo, el banco, como prestamista, tiene que alzar la hipoteca para que se pueda realizar la compraventa ya que si no, esta no se va a poder registrar en el registro de bienes raíces. Una vez alzada la hipoteca si esto fuera necesario, se debe proceder a inscribir la propiedad a nombre de su nuevo dueño o propietario en el registro de la propiedad o de bienes raíces. Terminado este paso que puede tardar un par de semanas, la propiedad es legalmente tuya y reconocido por las entidades legales.

6. Entrega de la propiedad: Una vez terminada la inscripción en el registro de la propiedad es hora de que te entreguen tu nuevo inmueble. En el día de la entrega tienes que asegurarte de que todas las cuentas y deudas que el inmueble pueda tener con empresas de suministros o con la comunidad ya deben estar saldadas. Una vez entregado el inmueble lo común y más seguro es firmar una acta de entrega por ambas partes para que la parte compradora pueda recoger los vales vistas en notaria para cobrarlos y para tener un resguardo de la entrega del inmueble.

Ahora que la propiedad ya es tuya y está entregada, debes prepararla para realizar el negocio que has estado planeando para rentabilizar tu inversión. En caso de que quieras arrendar la propiedad es probable que quieras realizar alguna reforma o mejora dependiendo del estado en que se encuentra tu nuevo inmueble. Si has comprado para alquilar por días, quizás lo que debas hacer ahora es amoblar la casa o departamento con muebles que resistan a todos los tipos de huéspedes con los que te puedas encontrar. También es probable que quieras poner a la venta la propiedad pronto porque ya subió bastante de precio y no sea necesario hacerle ninguna reforma. Como ves, las posibilidades son infinitas y depende de lo que tú quieras hacer y cómo quieres ganar dinero con tu inmueble.