admin 10-03-17





Compartir en lugar de tener y acumular un montón de objetos que muchas veces ni siquiera utilizamos, es la nueva forma de alargar el ciclo de vida de los productos, el nuevo estilo de vida, la nueva economía.

En este artículo te contaremos un poco acerca de la proyección que tiene la economía colaborativa, la nueva forma de consumo que a pequeños pasos ha ido abarcando grandes terrenos.

¿En qué va la economía colaborativa actualmente?

No podemos decir que este estilo de vida y/o de consumo, está siendo empleado de forma masiva, porque la verdad aún queda muchos pasos por dar. Lo cierto, es que ya muchas personas, empresas y empresarios, han comenzado a entender la importancia de mermar un poco ¬–o mucho- el acelerado estilo de vida consumista en el que estamos inmersos desde hace tiempo.

Actualmente ya podemos encontrar una buena cantidad de páginas web en las que se promueve el estilo de vida colaborativo, y de a poco hemos comenzado a entender su importancia, así que hoy por hoy, podemos sentir que vamos por un bueno camino, que si bien podríamos hacer mucho más, ya hemos empezado a notar significativos cambios en la forma de consumo.

Lo que se viene para la economía colaborativa

Lo primero que se viene es un cambio de conciencia –casi globalizado-, en el que todos, o la gran mayoría de personas, nos hagamos realmente consientes de los beneficios de este estilo de vida, y recapacitemos acerca del todo el daño que le hemos hecho a nuestra economía y a nuestro medio ambiente con la forma de consumo desmesurada que hemos llevado hasta hoy.

Actualmente la cultura joven, o los llamados millenials, se han apropiado de este estilo de vida, así que lo que se viene, es que las personas mayores de 35 años lo hagan también.

Después de que empecemos a ser conscientes de estos acontecimientos, sin lugar a dudas la economía colaborativa tendrá una expansión que resultara casi increíble, ciertamente lo que nos hace falta es dar ese primer paso, porque de ahí para allá, será como na bola de nieve que no se detendrá hasta que el mundo entero este contagiado de este estilo de vida.

Algo muy importante que comenzara a pasar pronto, es la legislación de este tipo de economía, pues en la actualidad hay un bache bastante grande, el cual ya ha sido identificado, así que más pronto que tarde, se tendrá que comenzar a innovar en el marco legal del concepto de la economía colaborativa.

Un reto social y político se aproximara rápidamente, pues con la acogida de este estilo económico, nuevas empresas con perfiles profesionales diferentes serán necesarios, mientras que otros que podemos llamar como “actuales” van a quedar completamente obsoletos.

Si bien ya hemos comenzado con los cambios sociales y económicos que nos pueden beneficiar a todos, son muchos los puntos que aún faltan por chequear, por fortuna, estamos en una sociedad cada vez más enfocada en el futuro y en él los beneficios mutuos por encima de los personales.