admin 10-03-17





Hasta hace un par de décadas, los cambios en los hábitos y la forma de vida se presentaban en una velocidad mucho menor que la actual, realmente estamos viendo que muchos cambios se están presentando de una forma más rápida desde que el internet llego a nuestras vidas.

A continuación hablaremos acerca de los hábitos y forma de vida en el futuro, pero que están comenzando a verse desde ya, y que con seguirán harán que nuestra sociedad de vuelco de gran importancia.

Hábitos y forma de vida en el futuro, que estamos viendo desde ahora

Como mencionamos al principio, desde que el internet forma parte de nuestras vidas, hemos podido evidenciar cambio de una forma mucho más rápida que antes, esto es debido al fácil acceso a la información, y como podrás imaginarte, la información es demasiado poderosa.

El poder saber que están haciendo al otro lado del mundo, el conocer las tendencias, la historia, el tema del momento, las catástrofes, los nuevos retos, inventos, innovaciones y demás en un tiempo casi que real, es algo que hace que las brechas entre todos los países sean cada vez más pequeños, y el acceso a toda esa información, está haciendo que cambiemos nuestros hábitos y nuestra forma de vida.

En muchos casos estos cambios han sido para bien, pero muchos otros no, por ejemplo el consumismo desmesurado que tenemos, en donde socialmente hemos pensado que entre más tenemos mejor, y que sin lugar a dudas le ha hecho un gran daño a nuestra sociedad y nuestra economía.

Afortunadamente desde ya estamos viendo cambios en nuestros hábitos de consumo que hacen que nuestra forma de vida sea un poco más sencilla pero que este de la mano con el planeta y nuestra economía.

Es así como desde hace un poco más de una década, escuchamos hablar acerca del consumo y la economía colaborativas, que si bien aún falta mucho por avanzar, ya estamos dando grandes pasos.

Hábitos y forma de vida en el futuro

El cambio en la conciencia consumista, es un realidad que falta por extenderse, pero que sin lugar a dudas marcara nuestros hábitos y forma de vida en el futuro, pues la forma de consumo es lo que determina nuestros procesos de producción y la economía, así que haciendo una modificación grande en este aspecto, con seguridad muchas cosas de nuestra vida cambiaran.

Por ejemplo, dejaremos de comprar cosas que en realidad no necesitamos, que podemos conseguir prestadas, haciendo trueques u otras formas de adquisición, con esto alargaremos el ciclo de vida de los productos, obligando a las empresas a producir menos, y consecuentemente utilizando menos recursos no renovables, en un intento de salvar el planeta.

Así nuestra forma de vida también cambiara, desde nuestra forma de alimentarnos, hasta la forma en la que nos trasportamos será diferente, todo pensando en ser seres más responsables con nuestro planeta y nuestra economía, reversando un poco las décadas de consumismo y devastación medioambiental.